Ladrones de Cuadernos Headline Animator

lunes, 26 de noviembre de 2012

El Fotógrafo y la Modelo

Kate Moss; Acuarela 38 x 48 cm sobre Arches grano grueso 300 gr.
de una fotografía en blanco y negro de Albert Watson
Os voy a contar una historia...
Erase una vez un aficionado a la acuarela, con muchas ganas de aprender a pintar la figura humana; retrato, desnudo, grupos de personas... y como no tenía tiempo para acudir a clases de dibujo, iba experimentando por su cuenta.
Cada vez que se le presentaba una ocasión y veía una bonita foto para dibujar, se ponía a ello con todo su entusiasmo.
Las más de las veces, su intento acababa en el fondo de un cajón, si no en la papelera hecho trizas...
De vez en cuando, las menos, lograba algo que pudiese enseñar.
Un día no muy lejano, vio en la prensa una noticia acerca de una subasta de tres fotografías de Kate Moss hechas por un fotógrafo inglés, las primeras fotos profesionales que hacían a la hoy afamada modelo.
La historia de esas fotos, contada por el propio fotógrafo David Ross en su web, podeis leerla en este enlace:
Os adjunto una traducción libre del relato de David Ross en su blog sobre aquella primera sesión de fotos de Kate Moss:

"PRIMER RETRATO.

La primera vez que conocí a Kate Moss fue el 25 de octubre 1988

Sonó el timbre de mi puerta y era el portero del edificio del edificio en que estaba viviendo en ese momento en Earls Court. Él dijo, "hay una chica joven a la puerta principal y no estoy seguro de lo que quiere, parece un poco perdida" ....

Fui con él a la entrada principal para encontrar a esta chica flaca que parecía un poco perpleja por lo que le pregunté: "¿Te puedo ayudar, estás buscando a tu mamá?" Ella dijo: "¿Eres David Ross?" "Sí, lo soy", le contesté. "¿Qué puedo hacer por usted?" Y ella dijo que Sarah, de la agencia Storm Model, le había dicho que viniera a verme.

Yo estaba muy sorprendido de verla tan joven y no acompañada. Le pregunté cómo se llamaba y me dijo Kate, sólo que no tenía su cita reservada hasta el día siguiente. Una vez más, le pregunté dónde estaba su madre y ella dijo que ella había venido sola. "¿De dónde?" Le pregunté. "Croydon", dijo ...

Como luego supe, era el momento del descanso escolar y Kate había venido en tren y metro solo para estar conmigo, tal y como le habían dicho. Sin embargo, yo no estaba acostumbrado a fotografiar a adolescentes sin la presencia de algún acompañante y creo que me sentí mucho más incómodo de lo que se sintió ella en ese primer encuentro.

Así que era una situación delicada, por una parte que yo no era mucho mayor que ella, y por otra sabía cómo se hubiera sentido que si hubiera dicho: "vete a casa y ven con tu mamá". 
Así que me disculpé y le dije que no estaba autorizado a fotografiarla estando ella sola y debía venir acompañada por alguien. Me sentí muy mal diciéndoselo, pero ella tendría que volver a hacer todo el viaje de nuevo con otra persona al día siguiente, ya que no estaba preparado para ella hasta entonces de todos modos. Le sugerí que trajera un par de mudas de ropa si fuese posible para dar a su agente la oportunidad de hacer algún cambio.

De todos modos, nunca pensé que vería a esa chica de nuevo pero, oh sorpresa, allí estaba a la misma hora al día siguiente el 26 de octubre de 1988, en un día fresco pero claro con una amiga de la escuela, en mi puerta, lista para su primera sesión de fotos profesional, como estaba previsto por la agencia.

Ella era una chica encantadora, dulce, que parecía desconcertada al principio, supongo. Pero yo le dije que se veía muy bien y que ella realmente no tenía que hacer nada. Ella pronto se relajó, tomando el control cómodamente.


El resto, por supuesto, es historia ....."


Pues bien. En el periódico, junto a la noticia de la subasta de tres fotos de aquella primera sesión de fotos de Kate Moss, venía una bonita foto en blanco y negro de un desnudo de Kate Moss que incitó al acuarelista a reproducirla a la acuarela, consciente de que, probablemente, sería un vano intento más.
Así, se puso a dibujar copiando de la foto del diario y luego a dar color a la misma. El caso es que, poco a poco, aquello iba tomando un buen aspecto, contra todo pronóstico.
Al final, el acuarelista, satisfecho de su trabajo, fotografió la acuarela, pensando en publicarla en su blog, como hacía habitualmente. Previo a publicar la foto, buscó en internet referencias de David Ross y se puso en contacto con él, solicitándole autorización para publicar la reproducción a la acuarela de una foto suya.
Para sorpresa del pintor, el fotógrafo respondió inmediatamente a su correo, amablemente, pero diciéndole que la foto en cuestión no era suya, por lo que no podía darle esa autorización.
Tras un cruce de correos entre el pintor y el fotógrafo, éste informó al acuarelista que la foto en cuestión que había copiado era una foto de otro autor, llamado Albert Watson, por mucho que de la noticia del diario pudiera deducirse otra cosa. Según se publicó en prensa sobre esta foto, " A nude photograph of Kate Moss, considered by the model to be one of the best ever taken of her. Albert Watson took the photo on a Marrakech rooftop in 1993 "
Tuvo el pintor que volver a ponerse a buscar en Internet para contactar al autor de la foto, lo que logró sin mucha dificultad.
Éste fotógrafo, Albert M. Watson, también respondió con celeridad a la solicitud de autorización para publicar la acuarela en el blog, concediéndole el permiso, pero recordándole  que la foto tenía copyright tanto para el original como para sus reproducciones, por lo que no podría poner a la venta la acuarela.

Y así ha llegado el momento en que pueda mostrar la pintura, que espero que os guste.

domingo, 18 de noviembre de 2012

Sketchcrawl en Bilbao

Ayer 17 de noviembre nos reunimos unos cuantos sketchers en Bilbao, con la idea de dibujar por la calle. Tuvimos una suerte irregular con el tiempo, porque llovió un rato a medio día y luego por la tarde también.
Aún así, tuvimos la oportunidad de dibujar el Guggenheim, y luego desde el arenal, bajo cubierto.
Si quereis ver los dibujos del grupo de sketchers, podeis verlos AQUI
Os pongo aquí alguno de los dibujos que hice.
El Guggenheim. Boceto rápido

El Guggenheim; acuarela en siena

El Guggenheim

El puente del Ayuntamiento, desde el Arenal.

Dos chicas tomando café, en La Granja... boceto.


sábado, 3 de noviembre de 2012

Coyas, Koyas o Collas


Hace nueve años, en un viaje a la Argentina, hicimos una excursión hasta Humahuaca, al norte, en la provincia de Jujuy.
En una parada del viaje, creo que cerca de Purmamarca, me encontré con una escena en la que unas indias Coyas, sentadas en el suelo, estaban tejiendo, a la sombra de un robusto arbol..
El colorido de su ropa junto con lo árido del paisaje y las sombras que dibujaba el árbol, me incitó a pedirles permiso para fotografiarles, cosa a lo que accedieron a cambio de que les comprásemos unas muñecas de trapo que nos trajimos para nuestras hijas.
La foto me gusta; y ya es la segunda vez que intento recogerla a la acuarela. La vez anterior, creo que la rompí.
Esta vez la pongo aquí, para que la veáis, aunque es mejorable.


Y aprovechando la imagen, os pongo aquí, también, unos versos de María Socorro Luis que me he permitido copiar, tal-cual, desde su blog, que recomiendo: http://olerki.blogspot.com.es/2009/08/haikus-los-indios-coyas.html



HAYKUS A LOS INDIOS COYAS

Sendero coya.
Ruta que abraza el cerro
con los luceros.

****

Queja, distancia.
Despojada y desnuda
la pachamama.

****

Silbo de viento
y cantos de coyuyos.
Quena y baguala.

****

Frescor y aroma.
Quebrada de Hamahuaca.
Surqui y quebracho.


****

Pena y camino,
el canto de la chola,
Sueños robados.

****

Puna en silencio.
El lamento del coya,
su etnia borrada.

****

Bajo del cerro.
La tristeza del indio
llevo en las manos...


viernes, 2 de noviembre de 2012

Cosiendo las redes



 Si hay un trabajo prolijo, pesado, largo y que requiere cuidado y esmero, es el de coser las redes.
Se enganchan en los fondos, se rompen con el pescado y la manipulación, y requieren de un trabajo continuo y meticuloso para mantenerlas en buen estado. 
Es un trabajo que, habitualmente, han venido desarrollando las mujeres de los pescadores, al menos por estos pagos.

Es habitual y típico, ahora menos, encontrarse en nuestros puertos con un grupo de mujeres sentadas entre una montaña de redes, charlando en camaradería, mientras las repasan, reparan, y cosen con maestría.

Hace aproximadamente un mes, paseando por el puerto de Combarro, en Pontevedra, me encontré con un grupo de rederas, en animada conversación, hablando de los malos tiempos que corren, mientras reparaban una red, sentadas en el suelo, en el muelle de pescadores, rodeadas por una inmensa montaña de redes.

Era el atardecer de un fresco día de finales de septiembre, ventoso y húmedo después de una tormenta, y abrigadas con gruesos jerseys, trabajaban a destajo, sin detener la faena en ningún momento.

Me detuve un poco a observarlas, -Su trabajo me parece difícil y meticuloso- y pensé que con aquella luz del atardecer formaban una bella estampa, colorida, y armoniosa.

Les hice una fotografía que luego, con más esfuerzo que fortuna, he tratado de pintar a la acuarela. aquí os pongo la foto original, y la acuarela; es un tipo de composición que nunca había intentado pintar, y eso se nota en el resultado.
Pero creo que, a pesar de todo, ha valido la pena; tengo que practicar más este tipo de escena, y prometo hacerlo.